Busca la Predicación que deseas:


jueves, 31 de julio de 2014

Devocionales Escritos - Parecerse a Jesús

Parecerse a Jesús
Mi hijo Uziel cumplirá seis años el próximo mes de Junio y es a través de él que Dios me ha dado muchas lecciones. Los últimos días he notado en él una insistencia en parecerse en todo a mi. Puedo notar como trata de imitarme en todo, hasta en lo que parece risible y digo esto porque yo fui toda la vida delgado y últimamente los años y la vida de casado me ha conducido a aumentar muchas libras a tal punto que mi abdomen ya no es el mismo y comienza a formarse una especie de púlpito móvil, en pocas palabras: se me está saliendo la panza. Y aunque cuando escribo esto me da risa, es la verdad, ya ni el gimnasio me ha hecho efecto, pero bien, lo que quiero comentar es que he sorprendido a mi hijo(Que también es delgado) tratando de sacar su pancita y decirme: “Mira papá, me parezco a vos”.

lunes, 28 de julio de 2014

Dante Gebel - Daremos cuenta


La Biblia dice en Hechos que algún día tendremos que comparecer y rendir cuentas por la forma en que le hemos servido, por nuestras motivaciones, por lo que hemos hecho con los talentos y los dones recibidos, y por la forma en que hemos invertido nuestro tiempo. Cada uno será recompensado según el trabajo hecho; algunos serán salvos por fuego, otros recibirán una corona de gloria y regocijo. ¿Cómo será tu juicio cuando te enfrentes a este tribunal? 

domingo, 27 de julio de 2014

Devocionales Escritos - Su amor por ti no cambia

Su amor por ti no cambia
¿Has sentido esa sensación de haber fallado a Dios a conciencia?, hablo de esos momentos en donde ya habías anticipadamente prometido o por lo menos dicho a Dios que no volverías a fallar en esa área en especial.
Ahora te encuentras con un sentimiento de impotencia al darte cuenta que aquello que pensaste no volver a hacer fue lo que terminaste haciendo.
Uno de los sentimientos más duros de sobrellevar para el hijo de Dios es aquel que se produce después de haber fallado a Dios, y es que una persona que ha nacido de nuevo nunca se sentirá tranquila después de haber fallado a Dios, una persona nacida de nuevo siente dolor por pecar, por fallar, por equivocarse, y es que ese sentimiento es el que nos recuerda que ya no vivimos para pecar sino para resistirnos al pecado.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Followers